Fotografía de establecimientos turísticos

Casas rurales, apartamentos, hoteles, campings, etc.

Unas  buenas fotografías de tu alojamiento son la mejor carta de presentación de cara a los clientes y el mejor instrumento para vender.

Fotografía de inmuebles

Pisos, chalets, estudios, oficinas, etc. para alquiler y/o venta.

Reportaje fotográfico inmobiliario.

¿Quieres vender o alquilar un bien inmobiliario? Mi consejo es que contrates un fotógrafo profesional que se encargue de la realización de las imágenes para vender tu bien. Hay muchos detalles que no tenemos en cuenta y se utilizan unas imágenes que no se las mostraría ni a mis amigos. Unas fotografías profesionales conseguirán que tengas 18 veces más consultas de los anuncios. La primera imagen a mostrar tiene que llamar poderosamente la atención del posible cliente que está buscando en un portal inmobiliario un bien para comprar o alquilar. Cuando llamas la atención con una buena imagen generas las curiosidad para ver el resto del inmueble. Esto generará más visitas físicas por lo que encontrarás antes un cliente comprador o inquilino arrendador.

¿Tienes un hotel o una casa rural? Podemos aplicar el mismo principio que lo dicho anteriormente. Imágenes de calidad generan curiosidad por conocer el lugar y llegar personalmente a disfrutar de la instancia. En un hotel o una casa rural son el escaparate para invitarnos a entrar. El hotel o casa rural más maravilloso del mundo podría echar por tierra toda una campaña de marketing para la llegada de visitantes con imágenes realizadas con descuido y que no sean atractivas ni generen curiosidad.

Algunos consejos para tener éxito con las fotografías de bienes inmobiliarios:

– Orden. Antes de la llegada del fotógrafo profesional tienes que ordenar tu espacio perfectamente. Evita la masificación de objetos. Por ejemplo, luce más una librería con pocos libros y bien colocados que una como una biblioteca a rebosar de libros sin ningún orden. Es un concepto minimalista para las fotografías. Sencillez, orden y limpieza.

– Utiliza objetos decorativos. Plantas, cerámicas, etc. Igual que el punto anterior, sin masificación.

– Utiliza la luz natural y principalmente en días soleados. Aunque sean fotos de interior todo es más bonito con luz natural. Si tu casa tiene unas bonitas vistas preséntalas en las fotografías con imágenes en las que se pueda ver el interior y lo que se ve por esas ventanas. Para ello tienes que compensar la luz interior con la exterior.

– Utiliza un gran angular. Da amplitud a los espacios reducidos.

– Cuida muchos los pequeños detalles.

– Fotografías 360º. Un nuevo concepto a la hora de presentar el inmueble. Se pueden realizar fotografías en 360º y dejar que el cliente descubra virtualmente toda la estancia. Altamente recomendado.