Una gran pareja, un lugar hermoso, momentos muy emotivos, su gente… Todos los ingredientes del día más especial de su vida para Melissa y Adam. En invierno de 2017 tuve el honor de plasmar la boda de Melessa y Adam, “mi primera boda internacional”.