Flickr

Fotografía corporativa y Curriculum Vitae

LA IMPORTANCIA DE TENER UNA BUENA FOTOGRAFÍA EN NUESTRO CURRÍCULUM VITAE Y LAS REDES PARA BÚSQUEDA DE EMPLEO

La imagen o fotografía es nuestra carta de presentación.

Cuando nos presentamos a un proceso de selección nuestra imagen es de especial importancia. A nadie se le ocurriría ir a una entrevista de trabajo para un puesto directivo vestido con pantalón vaquero y zapatillas de deporte. Día a día aumenta el número de empresas que otorga una especial importancia a la imagen en sus procesos de selección. En España la fotografía en el currículum empieza a ser de especial importancia, podría decirse que casi imprescindible. No es que sea obligatorio pero si es un aspecto que, por el mero hecho de no ponerla, puede suponer que nuestro CV sea descartado directamente. No se trata de ver la belleza del candidato, aspecto que no tiene ninguna importancia en el puesto a ocupar, sino de ver qué transmites, qué dice tu foto de ti. ¿Transmite seriedad, madurez, entusiasmo, energía? Una fotografía dice mucho de nosotros, transmite sensaciones. Muchas veces hemos dicho sobre una foto lo bien que nos vemos o lo nada que nos gusta. Por lo tanto, una buena fotografía no será el motivo principal por el que nos seleccionen aunque podría ayudar a ello y seguramente una mala fotografía podría ser el motivo por el que nos descarten.

Echando un vistazo a la red Linkedin en España se puede ver la gran cantidad de personas que descuidan su imagen en una red social para la búsqueda de empleo. Y eso es exactamente igual en el CV. Pasamos muchos años de nuestra vida adquiriendo una formación que enriquecerá nuestro currículum ¿por qué entonces vamos a descuidar la fotografía no dándole la importancia que se merece?

La imagen de tu perfil profesional ha de transmitir lo que estás mostrando por escrito en tu currículum. Hay que cuidar hasta el más mínimo detalle para que tu imagen ofrezca la mejor impresión posible y transmita tus valores, actitud y presencia.

Para no descuidar la imagen del currículum, es importante que dejes esta labor en manos de un fotógrafo profesional. De esta manera, te aseguras que tendrás una imagen a la altura de tu perfil profesional que te ayudará a encontrar ese puesto que deseas. Un fotógrafo profesional sabrá obtener la mejor imagen gracias a los conocimientos sobre tratamiento de la luz y centrar la atención en el sujeto.

A continuación puedes encontrar algunos consejos para tu fotografía:

– Transmite tu personalidad. Este es el aspecto más importante a transmitir en tu foto del CV. Tu imagen tiene que transmitir tus valores, tu actitud y tu presencia. También tienes que transmitir naturalidad, una postura como si no te estuvieran haciendo una foto. Sonríe ligeramente y no pierdas la mirada, mira directamente a la cámara. Un plano medio mostrando las manos es el más aconsejable.

– Una sonrisa en tu imagen. Esta tiene que ser una sonrisa natural, no forzada. Forzar la sonrisa no suele favorecer en un retrato. Intenta transmitir cercanía. Una imagen demasiado seria hará que te veas distante, como si no permitieras el acercamiento, quizás un aspecto importante en el puesto que tengas que desempeñar. Sonreír en una fotografía transmite multitud de sensaciones positivas: energía, vitalidad, dinamismo, un carácter afable, facilidad para el trabajo en equipo, profesionalidad.

– La mirada. Transmite seguridad. Mira directamente a la cámara. Una imagen con la mirada perdida NO es válida para un currículum. Una mirada directa y amable es mucho más potente y comunica más fortaleza.

– El encuadre. Utiliza un encuadre que te favorezca. El fotógrafo tiene que utilizar objetivos ideales para la fotografía de retrato, lo ideal es entre 85mm y 105mm. Buscar un ángulo ligeramente superior a la posición de los ojos y ladearnos ligeramente mirando a la cámara. Un ángulo superior disimula la papada que algunas personas tienen. Una imagen a la altura de los ojos o inferior hará que esta se vea mucho más desfavoreciendo la imagen.

– La iluminación. Hay que utilizar una luz envolvente para evitar las sombras. Si utilizas la luz natural evita las horas centrales del día donde el Sol está en la parte más alta creando sombras muy duras. Las mejores horas del día son el amanecer y el atardecer.

– Profundidad de campo reducida. Esto significa que el rostro tiene que salir completamente enfocado y con nitidez y el fondo desenfocado. Con esto se consigue centrar la atención en el sujeto. El punto de enfoque ha de estar en los ojos y la profundidad de enfoque ha de ser lo suficiente como para que todo el rostro salga con nitidez. Para obtener una profundidad de campo reducida utilizaremos aberturas de diafragma amplias (número f/ bajo)

– Utiliza un vestuario acorde al puesto que deseas. Evita la ropa con estampados o logotipos. Lo más recomendable es el uso de colores lisos, pueden ser claros u oscuros pero este aspecto determinará la imagen final. Utiliza ropa de entretiempo, es decir, no aparezcas demasiado ligero de ropa ni con ropa de abrigo (no es moda, es una foto de CV).

– Atención a los detalles. Sé cuidadoso en los pequeños detalles que a veces se nos pasan por alto. Un cuello de camisa mal colocado, un nudo de corbata mal hecho o un maquillaje poco apropiado pueden transmitir dejadez o descuido.

Por último, ¿cuántas fotos son necesarias? Busca tú mismo la respuesta. Pero lo más importante es que has de dedicarle el tiempo que sea necesario para que estés completamente satisfecho de la imagen que utilizas en un CV. Mi consejo: haz que tu imagen esté a la altura de tu formación o mejor.

Post A Comment